lunes, 25 de febrero de 2008

La música y The Flight of the Conchords


No puedo sino expresar mi más profunda gratitud a Hernán Cascasci por recomendar en su blog la serie de HBO The Flight of The Conchords. La serie presenta las peripecias cotidianas de dos neozelandeses, Bret y Jermaine, afincados en Nueva York que intentan triunfar (sin ningún tipo de éxito) en el mundo de la música. Al igual que Yogui y Bubu, Abbot y Costello, Mortadelo y Filemón, o Asterix y Obélix, Bret y Jermaine son personajes que se definen como dos partes indisolubles de una pareja. No se entienden el uno sin el otro, la pareja a veces funciona por el contraste (Bret naturalmente sexy, Jermaine sin exito con las mujeres; Bret de cara expresiva, Jermaine de mirada pétrea), a veces por la complementación (a ambos les gustan las mismas cosas, suelen pasar por las mismas situaciones con idénticos resultados, caen en los mismos engaños...). Como en otros shows televisivos actuales (La Hora Chanante, Me llamo Earl…), para disfrutar completamente de éste, hay que dejarse envolver por el surrealista mundo que se muestra por pantalla. Debes aceptar que todos y cada uno de los personajes principales tienen un nivel de estupidez e inocencia demasiado elevado para darse cuenta de lo ridículo de sus acciones y comportamientos; por patética que sea una situación en que se encuentren, no son en ningún momento conscientes de ello, y por ello mismo, paradójicamente, no debes sentir lástima por ellos, pues son felices.

El aspecto más cuidado de la serie son las canciones. Más que interpretar las canciones, estas aparecen como parte indisoluble de la trama. A medio camino entre el musical clásico y los videoclips, lo buenísimo de las canciones de Bret y Jermaine es que además de que la letra es graciosa (de un modo que parezca que la intención de los compositores fuera seria, no el provocar la jocosidad), se atreven con varios estilos diferentes (Soul, pop ochentero, rock sinfónico, hip-hop...), defendiéndose en todos ellos increíblemente bien.

Os dejo con una magnífica colección de momentos musicales sacados del youtube. algunos están traducidos al castellano, otros no. Lo que está claro es que es una serie 100% recomendable, zagales.

Website oficial

1 comentario:

Anónimo dijo...

Espectacular!!!! lo millor que he vist despues de californication :p

Lo Poal