viernes, 13 de junio de 2008

Subtituladores: ¿Héroes o delincuentes?

‘PERDIDOS’ estrena en primicia sus episodios en el canal de televisión estadounidense ABC los jueves a las cinco de la madrugada, hora española. Minutos después, el capítulo ya está colgado en la Red. Acostumbrados como estamos a las posibilidades del ciberespacio, a pocos sorprende ya este fenómeno. Pero que sólo cuatro horas más tarde ya estén disponibles sus subtítulos en castellano —y, para más inri, gratis— es harina de otro costal. Alguien en algún lugar no identificado se despierta muy temprano para que otra persona a la que desconoce pueda ver y leer sus series favoritas en su idioma. Y sin ánimo de lucro. Para muchos, una especie de filántropos en la sombra. Para las entidades que luchan contra la piratería, unos delincuentes de tomo y lomo, nuevos culpables de todos los males de la industria audiovisual. Y para todos, unos absolutos desconocidos que hoy nos hemos propuesto conocer.[...]

Continúa en El País

Desde mi punto de vista, la gente que se curra los subtítulos son lo más. Gracias a ellos he descubierto series como IT Crowd, Damages, The Flight of the Conchords, Dexter, etc. sin tener que esperar a que alguna televisión pública la emita a altas horas de la madrugada (el prime-time es para Los Serrano, Matrimoniadas y cosas asín...) Otra consecuencia de la vorágine de subtítulos es la pérdida del miedo al inglés. Es posible seguir un film o una teleserie con subtítulos, y además te das cuenta de que tu inglés mejora considerablemente "de oídas".

Me parece totalmente fuera de lugar que se penalice el traducir un diálogo. ¿Por qué no se va a poder hacer? Este tipo de iniciativas no son muy diferentes a cuando cuentas un libro o una película a un/a amig@. ¿A alguien se le ocurriría encerrar a la persona que te cuenta el argumento del último episodio de House que te has perdido? Si seguimos por este camino, nos van a obligar a firmar contratos de confidencialidad a las puertas de los cines...!Qué terrible suena!

Visto en menéame

No hay comentarios: