martes, 18 de marzo de 2008

Contra la tristeza del trabajo

Estresados, ansiosos, agotados, deprimidos, hartos. Un inmenso porcentaje de la población suma al esfuerzo de su obligación laboral la tarea de soportar un grave malestar crónico que les acompaña día tras día. ¿Puede esperarse que la producción, la productividad, la creatividad, la ética, la civilización, la satisfacción se logre a partir de esta inicua plataforma?

[Leer todo el Texto de Vicente Verdú en El País]

No hay comentarios: